vender humo

Ciudadano ultrajado por años y años de existencia en “la ciutat més maca del món” entra en una tienda.

ULTRAJADO: Hola, buenas tardes! Venía a que me vendiera humo.
TENDERO: Humo? A ver un momento…Uy, lo siento ya no nos queda en stock. Pero lo que sí le puedo ofrecer es una moto. Le puedo vender la moto si quiere.
ULTRAJADO: Ufff, la moto…es que ya me han vendido muchas motos en la vida, no se…y de todas las cilindradas no se crea y yo comprándolas siempre, erre que erre, confiando en el dióxido de carbono de sus tubos de escape, pero ya ve, al final no me han llevado a ninguna parte… y sí, ya sé que el ser humano es el único animal que tropieza con la misma piedra dos veces, pero al final tantas piedras, uno acaba aburriéndose, que no soy geólogo, sabe lo que le digo no?
TENDERO: Perfectamente, yo soy geólogo de nacimiento y se lo mucho que eso duele, por eso al final me acabé decantando por tejer lencería fina, es mucho más liviano…Pues no se caballero, si no le convence lo de la moto, a ver qué podemos hacer, no me gustaría que se fuera de aquí sin haberle ayudado…
ULTRAJADO: No se preocupe, ya estoy acostumbrado a no encontrar la aguja del pajar. Es parte de mi sino. Nunca me gustaron ni las agujas, ni los pajares…
TENDERO: Bueno, bueno, no se me apesadumbre que tampoco es para tanto hombre. Bonita palabra apesadumbrar, no le parece? Le da mucho peso al asunto, quizá demasiado, no? Pero bueno a ver que tengo por aquí…
ULTRAJADO: En serio, no se moleste, ya volveré otro día…
TENDERO: Espere, espere, mire que tengo por aquí, quizás esto le vaya mejor. Me quedan bastantes churras. Si quiere le puedo dar churras por merinas*. (*las churras y las merinas son dos tipos diferentes de ovejas)
ULTRAJADO: Es un poco anticuado eso no cree? Y no me podría dar gato por liebre?
TENDERO: No por ahí no paso. No trabajo ese género. Yo soy de los que piensa que los gatos no deberían haber salido nunca de Egipto.
ULTRAJADO: Vaya, con el anarco-veganismo hemos topado, pues no se…
TENDERO: Tranquilo, tranquilo, algo encontraremos…ah ya se, creo que en esa cajita, me quedan algunos…(coge la caja, la abre y mira dentro)sí, aquí están, tengo unos cuantos duros, qué le parece? Si quiere le puedo dar duros a cuatro pesetas. Piénselo bien, que esto nadie lo hace.
ULTRAJADO: Una oferta tentadora, pero las transacciones monetarias siempre me han parecido bastante sucias
TENDERO: Sí eso sí que lo tiene y suelen tener cierto hedor a sangre, pero ya se sabe a caballo regalado no le mires..
ULTRAJADO: No, tranquilo si lo dientes de los caballos nunca fueron mi debilidad…
TENDERO: Bueno, pues haga como la avestruz o aprenda a mirar hacia otro lado, que ya es mayorcito o que su mano izquierda no tenga conocimiento de lo que hace la mano derecha, no se señor, creo que usted es un poco remilgado y así nunca llagará a buen puerto, que dónde manda capitán, no manda marinero, a ver si se va enterando ya un poco de cómo funcionan las cosas, que tanta ingenuidad le va a dejar la dignidad intacta pero los bolsillos vacíos…
ULTRAJADO: A ver, a ver, no entremos ni en terrenos resbaladizos ni personales, que me parece que yo no le he ofendido a usted o acaso yo le he dicho que ya va siendo hora de que su madre deje de peinarle esa raya al lado que me lleva?
TENDERO: Oiga con mi madre no se meta, que dicen que de madre solo hay una, pero yo tuve la suerte de tener dos y en ese tema sí que no se atreva a entrar porque le aviso que si entra no sale y el que avisa no es traidor…
ULTRAJADO: Bien, bien, disculpe no quería adentrarme en su fisura traumo-sentimental no cerrada después de años y años de psicoanálisis barato, pero que conste que ha empezado usted con el tema del caballo y el marinero.
TENDERO: (compungido) Sí, tiene razón, mi psicoanálisis fue demasiado barato y ya se sabe que muchas veces lo barato acaba saliendo caro.
ULTRAJADO: (más tranquilo) Bueno, bueno, ahora no sea usted el que se apesadumbre. Bonita palabra, no le parece? Además esa expresión que acaba de decir según fuentes a las que he llegado por mis propios medios, le puedo asegurar que fue inventada por otro tendero, que no es usted, para poder sacar más dinero a sus clientes. Aunque ahora no se si fue otro tendero o un neopensador neoliberal llamado NEO.
TENDERO: Está seguro de eso?
ULTRAJADO: Acaso duda de mis fuentes?
TENDERO: Dudo de toda fuente que no deje caer su agua hacia abajo, todas las otras son injertos neo estúpidos sin utilidad alguna..
ULTRAJADO: Bien, pues hagamos una cosa, ciñamos nuestra relación a lo estrictamente profesional. Así no nos perderemos por jardines por dónde mejor no pasear. Cada uno en su casa y dios en la de todos.
TENDERO: Y digo yo, ese Dios, no se podía quedar quieto en su casa como hace todo el mundo? Porque tiene que meter las narices en casas ajenas? Bueno, dejemos la teología para otro momento…sí toda la razón del mundo, mejor será que establezcamos de nuevo una fría relación de tendero y cliente. Una bella relación aséptica al uso, que cuando los vínculos se estrechan las heridas se ensanchan. De manera que, a ver, hemos quedado que no quiere que le dé duros a cuatro pesetas, que sus motivos tiene y en eso ya no me voy a meter, pues no sé si tengo por aquí algo que le pueda ayudar…(rebusca entre otra caja) ah, esto quizás…no sé…aquí tengo un pito de un antiguo sereno. Si quiere se lo doy y así le puedo tomar por el pito del sereno.
ULTRAJADO: Interesante, no estaría mal y muy folclórico sí señor, pero me parece que no está a la altura de las circunstancias. Con todos los respetos lo digo y des de una postura de bella relación aséptica al uso. Quizás para un principiante, pero uno ya peina algunas canas y entre nos, le digo que el pito del sereno se me queda pequeño.
TENDERO: Claro, claro…pues como dice el refranero, a grandes males grandes remedios. Creo que ya se lo que necesita. No me deja más opción. (saca una pistola que tenía guardada bajo el mostrador). Arriba las manos! Esto es una atraco!
ULTRAJADO: Ahora nos vamos entendiendo…
TENDERO: Deme todo el dinero que lleve encima.
ULTRAJADO: Tenga (le da el dinero)
TENDERO: Y las tarjetas de crédito con el número pin escrito (ultrajado le va dando todo lo que le pide) Y ese reloj… y la chaqueta….y esos pantalones… y la camisa…y esos zapatos…y la camiseta imperio y los calcetines y los calzoncillos (ultrajado queda desnudo)
ULTRAJADO: Así me gusta, que al menos me vayan de frente, que uno es pobre, pero no gilipollas.
TENDERO: Me alegro de que al final nos hayamos entendido. Pues ya sabe, si quiere que le vuelva a atracar ya sabe dónde estoy, que tenga un buen día y vaya con dios.
ULTRAJADO: Buenos días, pero que Dios se quede con usted que yo ya no tengo bolsillos dónde meterlo. Gracias por todo.
Fin.

Anuncios

Una respuesta to “vender humo”

  1. marleneunda marzo 19, 2014 a 10:14 am #

    Ol ahi!!! Chapi Sapa Piatyruna!!!! es lo que diria yo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: