el esperpento de lo cotidiano: segunda incursión

EL ESPERPENTO DE LO COTIDIANO:
(para las compañeras que luchan y se dejan el corazón en cada batalla)

… hay veces que es necesario escupir metralla
para poder seguir respirando…

El esperpento de lo cotidiano continúa librando una ardua batalla en nuestro día a día. Va devorando lentamente nuestras venas y después de cada amanecer se hace cada vez más carne en nuestra carne. Ya es parte normal de nuestra normalidad normalizada. Lo lógico, el sentido común perdió hace tiempo su lugar en el centro epidérmico de nuestra vidas y ha quedado relegado al rincón dónde multitud de palabras han perdido su sentido y se han convertido en eufemismos vacíos de contenido, huecas por dentro, por fuera, por detrás y por delante. La razón de la sinrazón y la lógica de la ilógica es lo que impera en nuestro presente, es lo que camina por nuestras calles, lo que intoxica nuestro cerebro en cada bocanada de televisión y en cada frase escupida, pero envuelta con un lazo rosa de regalo, por alguno de los muchos ostentadores de poder (sea cuál sea). Y no me refiero a la ilógica que nace de lo vivo, de lo improvisado, de lo mayúsculamente poético, sino de la ilógica que pone sus larvas en las heces de lo funesto, de lo macabro, de lo que asesina segundo a segundo moléculas del aire que necesitamos para respirar. Ya tiene razón, el buen amigo, Eduardo Galeano, vivimos en un mundo al revés y todo está patas para arriba.
Parece que hasta las miradas más criticas han perdido la capacidad de soñar nuevas realidades, que no sean capaces de doblegar la mentira que envuelven esa palabras que nos llegan como dardos certeros y conforman un mundo ajeno a nosotros, que tan solo tenemos la posibilidad de sufrirlo, sin que nadie se atreva a decir que el rey está desnudo, darle una patada en el trasero a esa realidad que se inventan, cual tomadura de pelo de patio de colegio y desenmascarar el veneno que llevan inyectadas esa palabras en cada una de sus letras y cada uno de sus acentos.

El surrealismo mal entendido converge en una unión cópula casi orgiástica con el maquiavelismo muy bien asumido y al acabar se fuman el cigarro del placer pretérito con las células madre y padre de don excelentísimo sr Kafka, obteniendo como resultado tras esta aritmética gramatical, la pureza exacta del color de nuestros días.

Cuando hecho un vistazo a los diarios o mis oídos paran atención a las noticias que retransmiten la radio o la televisión, mis labios, mis muecas más involuntarias, no tienen más remedio que esbozar una sonrisa cínica, como medicina natural contra la rabia y la estupefacción.

No hay que rebuscar mucho, tan solo se trata de poner un mínimo de atención para percibir ese esperpento de lo cotidiano que habita en muchas de esas noticias que invaden nuestra actualidad.

Podría poner mil ejemplos y explicarlos exhaustivamente, podría incluso hacerlo cada día, ya que la materia prima no es para nada sobrante, pero me limitaré a subrayar algunos de ellos a modo de ejemplo, aunque tan solo sea para higienizar las telarañas que crecen por mis neuronas al escucharlas.

Podríamos empezar haciendo alusión a las palabras que el Sr presidente de la patronal, Fernandez Díaz, dijo hace a penas unas semanas, en las que, como mágico y solidario solventador de problemas, afirmó que para salir de la crisis era necesario abaratar más el despido y subir aún más el IVA. Sin saber lo que le iba a suceder después, estas palabras por si solas, por venir de quien vienen, ya se merecen una molestia en el riñón de por vida para esta alimaña sin alma, ni verso que alimente su vida. Pero el mágico esperpento, que no deja títere con cabeza, no se apiada, ni de los que lo generan y en pocos días, salta la noticia de que este espécimen que cuesta dios y su padre encontrarle una sola razón para que en sus pulmones siga corriendo el oxigeno, esta “persona” que hacía cuatro días estaba diciendo que los trabajadores debían ser un poco más esclavos por el bien de todos, resulta que es detenido por un inmenso fraude. Si existe la vergüenza tiene que haber quedado bien lapidada bajo los escombros más hediondos de las cloacas de su inexistente alma. Sin más.

Después nos encontramos con una nueva joya del esperpento, se trata del nobel de la paz con el que ha sido condecorada la Unión Europea. Para mi que al hacerse pública la noticia, miles de cínicas y sarcásticas risas, risillas, carcajadas y aspavientos que yacían enterrados des de lo más profundo y antiguo de los siglos, salieron de nuevo a flote y empezaron a dar rienda suelta a sus sonidos más guturales, como si un paisaje del cuadro del “jardín de las delicias” de El Bosco se tratara. Invito a quien este leyendo este texto a que pierda unos segundos de su vida a buscar un resquicio de paz generado por la UE. Hasta donde yo se, que no es mucho, en la Unión Europea cohabitan países que pertenecen a la OTAN y hasta donde yo se que tampoco es mucho, la OTAN tiene un largo historial bélico… o no perdón… como suele definir uno de esos múltiples eufemismos que intentan explicar nuestra vida, la OTAN, tiene un largo historial “pacificador”. Claro, quizás es por eso que le han dado el nobel de la paz a la UE. Sarcasmos a parte, como decíamos antes, el mundo al revés está servido!

También podríamos perder cierto tiempo en buscar resquicios de paz en las actuales políticas neoliberales que propulsan con orgullosa soberbia los países miembros de la UE y sobretodo, la señora que recibió físicamente el galardón. Habría que preguntarles a las miles de personas víctimas de este tipo de política, a aquellos que han perdido sus hogares, a aquellos que se han quedado sin trabajo, a aquellos que muy amablemente les han dicho que tenían la libertad de elegir entre bajarse el sueldo o ir al paro, aquellos que están enfermando y muriendo por los recortes en sanidad, aquellos que han recibido porrazos, multas, torturas, cárcel, balazos con pelotas de goma y un sinfín de medidas represivas cuando han salido a protestar a la calle, pues habría que preguntarles donde perciben la paz en todo esto. Muy posiblemente , más que paz, lo que provoca este organismo es un inmenso odio visceral. Pero qué importa la realidad? Lo importante es recibir el premio, sonreír a la cámara, encajar las manos cómplices y pisotear a la verdad, escupirla, apedazarla y deformarla tanto que ya nadie la pueda reconocer; acostumbrar a la gente a elegir entre una mentira u otra, a elegir entre una mentira descarada y una mentira aceptable, hasta que todo nuestro cuerpo y toda nuestra mente esté tan infectada por el virus de la mentira que al final nos convirtamos en una mentira andante, una mentira andante eficazmente adiestrada para mantener los caprichos de la sonrisa de nuestro verdugo.

De la misma manera, resulta muy gracioso ver como cada vez que salta a la luz un episodio de corrupción protagonizado por algún político, todos tienen bajo la manga, preparado el mismo discurso, todos son unas pobres víctimas. El paradigma de esta tesitura lo podemos encontrar en las palabras del sr. Santiago Cervera miembro del PP y acusado de chantajear al presidente de Caja Navarra, el cuál declaró: “ Pongo mi cargo a disposición del partido por no querer perjudicarlo, pero me ratifico en mi inocencia, asegurando que nos soy más que una víctima de un complot urdido contra mi persona…”.
Este mensaje con palabras diferentes pero significado idéntico ha salido de la boca de gobernantes, políticos, banqueros, monarcas y especímenes similares des del principio de los tiempos. Y lo grotesco es que lo siguen diciendo con la misma rotundidad y esperando aún que se les crea. Todos afirman ser unas bondadosas personas víctima de un complot. O es que hay alguien que en su tiempo libre de dedica a planear complots a mansalva contra los políticos y en el fondo si que son seres sumamente bondadosos a los que se deberían iniciar diligencias urgentes de beatificación; o resulta que sufren un trastorno psicótico paranoide y perciben complots por todos sus puntos cardinales; o tienen esperanzas de que la ley finalmente esté de su lado, la gente olvide rápido y el dinero que han robado quede bien resguardado bajo las montañas de Suiza, del cuál se podrán beneficiar una vez ya no salgan por la tele o hayan salido de la cárcel (si algún juez por error o por rojillo lo envía entre barrotes). Pongamos una vela por nuestros santos beatos!

Y para rematar nuestro panorama cotidiano, debemos estar oyendo continuamente lindezas tales como estas: “hay que evitar conflictos para no asustar a los mercados” (hasta que los mercados no se mueran de miedo los que seguiremos asustándonos seremos nosotros), “no es tiempo de huelgas” ( y cuál es la mejor tiempo para las huelgas? Cuando es la temporada alta para las huelgas? Seguramente para lo gobernantes y para la patronal nunca!), “es momento de arrimar el hombro” (que esto lo digan los verdugos de nuestra miseria no hay suficiente palabras para describir la violencia que me genera y que se merecen), “es hora de remar todos juntos” (cómo vamos a remar todos juntos, si nunca hemos estado en el mismo barco?)

Qué hacer ante este esperpento que nos atenaza las vísceras y nos fusila una a una las moléculas de oxigeno necesarias para vivir? Hay que combatirlo firmemente, desenmascarar y condenar a muerte el amalgama de eufemismos con los que quieren adocenar nuestra vida, deshacer las telarañas que están invadiendo nuestro cerebro y reventar las liendres que han puesto en nuestra mirada.

Pero a pesar del malestar, de la tristeza, la impotencia, la rabia y el odio que nos puedan generar, sobretodo deberíamos levantar barricadas para resistir dignamente y defender nuestra alegría y nuestras inmensas ganas de vivir, porque si se meten hasta nuestro esófago, si consiguen arrebatarnos nuestra carcajada, entonces sí que habrán ganado ellos.

…el esperpento de lo cotidiano continúa cada día.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: